Soldadura con aire caliente

Líder en tecnología del termosellado…

Para garantizar a los clientes el mejor sistema de calor para su aplicación, lo mejor es hablar directamente con un experto de Miller Weldmaster. Aunque ambos sistemas (aire caliente y cuña caliente) funcionan para numerosas aplicaciones, uno puede resultar más adecuado que el otro en algunos casos.

Contáctenos

¿Necesito aire caliente para mis aplicaciones?

Los soldadores con aire caliente permiten unir telas y láminas termoplásticas y industriales gracias a unos parámetros exactos de calor, de velocidad y de presión. La buena combinación de los tres parámetros permite realizar soldaduras completas. En el caso de la soldadura con aire caliente, el calor se suministra por soplado con aire comprimido a través de elementos de calor, y se inyecta en el punto de soldadura. La temperatura es muy controlada y puede alcanzar entre 400ºC y 750ºC.

Aplicaciones que necesitan soldadores de aire caliente

  • El producto que se quiere soldar presenta diferentes formas y numerosas curvas.
  • A menudo es necesario modificar el tamaño de la soldadura durante el proceso cuando se fabrica una gama de productos.
  • Es necesario utilizar numerosas cabezas de soldadura al mismo tiempo
  • Hay que fabricar una gama de productos polivalente.
  • A menudo es necesario detener y reiniciar la operación durante el proceso de soldadura.